Música

Pablo Bernaba: “el arte debe ir acompañando las transformaciones sociales” (parte 1)

Por Hernán Paryszewski @hernanpary

Amalgama Cultural dialogó con Pablo Bernaba, director del Quinteto Negro La Boca, sobre su mirada del tango, el compromiso social que toman desde la música y los 10 años de este proyecto.

QNLB
Pablo Bernaba (dirección y bandoneón del Quinteto Negro La Boca)

El Quinteto Negro La Boca (QNLB) es un grupo de tango-punk o border-tango, compuesto por: Pablo Bernaba (bandoneón y dirección), Guillermo Borghi (piano), Martín Quintana (saxo), Oscar Pittana (contrabajo), Sebastián Colavecchia (guitarra), Natali Di Vincenzo (voz), Hernán Fernández (voz) y Gustavo Arch (producción). Con una formación diferente, esta idea surgió en La Boca a mediados de 2008, con el objetivo de rescatar el patrimonio cultural del barrio.

Desde su perspectiva ideológica, entienden a su espacio como un “Colectivo Cultural” más que una banda de músicos por la manera en que generan y participan de movimiento y eventos relacionados al tango. Por ejemplo, promueven el “Festival de Tango Independiente”, el “Festival de Tango de La República de La Boca”, los “Festivales de Tango-Punk” y conformaron la “Escuela Popular de Tango de La Boca” apoyada por Nelly Omar, Osvaldo Bayer y Leopoldo Federico.

Cuentan con 4 discos editados: Tango Contaminado (2010), Álbum Negro (2013), Tangos Libertarios (2015) y Cruces Urbanos (2018). Su anteúltimo disco fue compuesto, en su mayoría, con letras de Osvaldo Bayer teniendo como hilo conductor a la historia del anarquismo. Este material cuenta con un DVD en vivo grabado en el Club Atlético Fernández Fierro (CAFF) durante 2014. En este material, además de contar con temas de tango, también se pueden encontrar composiciones mezcladas con murga, rock y rap.

En su último material redoblaron la apuesta a la fusión con otros géneros urbanos y contaron con la participación de 2 Minutos, Nonpalidece, Las Pastillas del Abuelo, La Mississipi, el Chango Spasiuk, Antonio Ríos, entre otros. Además de esta combinación de sonidos, el arte de tapa del disco está creado por Rocambole, artista que trabajó durante varios años con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Recientemente lanzaron el videoclip “Que te vomite Dios” dedicado a Jorge Rafael Videla con la actuación de diversos actores sociales como Madres de Plaza de Mayo y Tango Crítico. Sus próximas presentaciones en vivo serán mañana jueves 12 de julio en el Bilongón del Galpón B -Cochabamba 2536- a la medianoche y el 5 de agosto en el festival de tango del CAFF.

 

¿Qué relación vez entre arte y transformación social?

El arte es parte de la expresión social, algunos teóricos dicen que algunos movimientos artísticos van un paso adelante de la sociedad. Muchos artistas canalizan las transformaciones sociales desde sus disciplinas, las bajan a algo tangible.

Yo no soy muy amigo de la idea de que el arte transforma la sociedad o que el arte va a cambiar el mundo. Yo creo hay que tomar posición, desde QNLB lo hacemos y frente a los diversos hechos sociales, a las presiones, ponemos el pecho. En lo personal, por más que no me considero anarquista, el ideal de liberación lo veo desde el anarquismo, una liberación de toda autoridad. Ese proceso personal y social, no es de un día para otro, lleva tiempo. Me hago cargo de las contradicciones de lo que expreso, por eso asumo que no soy anarquista, por más que simpatice con sus ideas.

En relación al arte busco que sea más rupturista y progresista de lo que soy yo en mi vida personal. Creo que nuestro arte está más a la izquierda que nosotros mismos, es una proyección de un ideal. También está el arte de derecha y no por eso se le quita valor estético-político, más allá de que esté a las antípodas de lo que nosotros hacemos, esperamos que nuestro arte proyecte lo que queremos como horizonte.

Por lo que hacemos y por nuestra exposición, la derecha nos insulta, pero desde la izquierda recibimos críticas también y eso está buenísimo, porque hace que nos replanteemos acciones, temas, letras, sobre todo con la transformación actual que se está dando con el lenguaje. Nosotros venimos de un género que es muy masculino y muy machista desde su esencia, con una historia marcada por ese paradigma desde sus inicios. Esta visión no es la que tomamos como posta, pero el género viene con ese estigma, con esa carga y hay que hacerse cargo de eso y poder transformarla. Con este ejemplo, se muestra como el arte debe ir acompañando las transformaciones sociales y no creo que haya sucedido al revés, desde el tango nunca se planteó una discusión del lenguaje, nosotros acompañamos ese proceso. En todo caso es dialéctico.

En esta manera de ver el arte como forma de acompañar los procesos sociales ¿Qué rol juega el tango en tu vida?

En mi vida el tango es mi herramienta, es donde me expreso. Además, con el quinteto no solamente nos expresamos con la música, sino de forma más integral, con la puesta en escena, desde lo visual, desde la postura para tocar, hasta la imagen que usamos en las redes sociales, los flyers que armamos. Todo eso hace un conjunto de expresiones.

Podríamos decir que somos un grupo de tango border, tango punk o tango con cruces urbanos. Tenemos este género como transporte para plantear nuestra estética política.

El tango es un movimiento y muchos se mueren por ser “la autoridad” que diga que es tango y que no. En el tango hay un crisol de ideologías de izquierda a derecha, no me puedo hacer cargo de todo lo que hace el tango. De hecho ahora, la tv pública pone a Luis Brandoni como el nuevo Silvio Soldán del tango, solamente que Brandoni no es conductor, no tiene nada que ver con el tango, es simplemente un chupa medias político. Más allá de que es un buen actor, no sé qué relación tiene con el tango.

Tenés eso por un lado y tenés otro movimiento, del que formamos parte con QNLB hace más de una década, que es heterogéneo, pero que su principal punto en común es la autogestión.

En resumen, hoy al tango lo veo como un género under, que está a la par del punk, a la par de cualquier género del submundo, porque no tiene la repercusión que tiene el rock, un rock ya lavado desde mi punto de vista, y cuando la tiene, como el caso del programa de Luis Brandoni, lo hace desde un lugar de talk show, como un lugar del recuerdo, como una pieza de museo berreta. Me parece que tenemos que luchar contra esa idea del tango, contra el deber ser del tanguero, contra las escenografías a lo “Hollywood” del género, claramente eso no es under.

El tango under se encuentra en el Faro de Villa Urquiza, en Sanata de Almagro, los festivales de tango barriales, el festival de tango punk, lo que pasa en el CAFF (Club Atlético Fernández Fierro), en Galpón B y muchos lugares más. Todos esos lugares, que muchas veces son perseguidos o clausurados por este gobierno, no tienen nada que ver con el talk show que se muestra en la tv.

En tus primeros pasos dentro del tango fuiste parte de orquestas típicas ¿en qué momento hiciste una ruptura con esa formación y empezaste a pensar el tango con otro sentido?

No fue una ruptura con la orquesta típica, fue una ruptura con esa orquesta de la que formaba parte en ese momento, fue una cuestión personal, no una cuestión estética. El movimiento de orquesta autogestivas como la Fernández Fierro o La Imperial – en la que participaba -, Camino Negro, La Furca, surgió pos 2001. En ese entonces era muy difícil sostener una orquesta típica y las formaciones que iban surgiendo lo hacían con otra impronta. En ese momento las orquestas que surgían, además de la autogestión, se unían a la Unión de Orquestas Típicas (UOT), de la que Oscar Pittana y yo fuimos fundadores. En la actualidad, dentro de esta organización no hay más orquestas típicas y creo que eso se dió por una cuestión evolutiva del tango. La mayoría partíamos de una identidad influenciada por Pugliese y después cada uno fue transformando su estilo. En ese momento en donde cada uno fue formando su estilo, yo armé el quinteto, para continuar con los temas que había compuesto y con el proyecto como lo tenía pensado artísticamente.

A su vez, comenzamos como quinteto, tuvimos una búsqueda sonora al comienzo, pero hoy ya ni somos un quinteto, quedó en el nombre nomás. Tratamos de agregar otra sonoridad, sobre todo en los discos, con batería, guitarras, fusionamos con otros géneros, por eso lo de orquesta típica está muy lejos de lo que hacemos en la actualidad. Tratamos de sonar siempre distintos. En lo personal, hoy me cuesta mucho escuchar un disco entero con la misma formación. El simple hecho de escuchar un disco entero me cuesta, creo que ese concepto está en crisis, y encima escuchar un disco con el mismo timbre me cuesta aún más. Por eso, buscamos generar piezas musicales muy diversas, trabajamos los discos de manera conceptual, con un hilo conductor.

Viniste de Rosario, te instalaste en la Boca y nunca más te fuiste de ese lugar ¿qué significa este barrio para vos?

Uno no elije donde nacer y probablemente no elije donde morir, pero sí uno puede elegir donde vivir, dentro de las posibilidades que cada uno puedo llegar a conocer. Por un lado, puedo decirte que el lazo con el barrio se da primero por el fútbol, soy un hincha ferviente de Boca. Por otro lado, yo venía a Buenos Aires a tomar clases con Mederos y él me recomendó venir a la ciudad y cuando me vine pensé en este barrio. Es un lugar accesible, muy tanguero y es “una burbuja”, porque no pasa el subte y a la noche ves a la gente del barrio nomás, como también estás a 10 minutos de la Casa Rosada.

Los 15 años que llevo viviendo en la Boca me permiten conocerla en profundidad. Cuando nos vinimos eramos tres músicos amigos que teníamos una gran empatía por este lugar, vivíamos en un departamento todos juntos. Si bien se identificaba al barrio con el tango, en el momento que nos instalamos no había ningún grupo de tango por esta zona. Entonces queríamos generar desde la Boca un movimiento de orquestas de tango, devolverle esa impronta y que sea genuina. Pasa muchas veces que varios músicos vienen a sacarse la foto para la tapa de su disco y después no caminan ni tres cuadras por estas calles.

Desde esa mirada, en nuestro manifiesto – que está en la página oficial del quinteto – está esa idea de revalorizar el tango desde el barrio de La Boca. Hoy hay más grupos en la zona, no quiero decir que sea por nosotros, pero sí creo que sembramos una semilla. A partir de eso, con diversos actores sociales del barrio generamos “el Festival Popular de tango de La Boca” que este año va por la novena edición.

 

Seguí leyendo la entrevista en la segunda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s