Teatro

Vil Metal: escenas sobre el amor patriarcal.

Por Laura Moyano

“Si llegas a ser un hombre, alguna vez, en el futuro, si logras llegar tan lejos, por favor recuerda esto: nunca estarás tan atado como una mujer a la tentación de perdonar a un hombre.” Margaret Atwood. El cuento de la criada.

Rama quiere ser guitarrista de Metal, vive con Sil, con quien tiene un hijo, ambos jóvenes y llenos de sueños. Es navidad en Berazategui, su casa se descascara de abandono y lejanía. Una heladera rota, la cocina con la mesada vetusta, una guitarra que no se toca, una mesa que apenas se mantiene en sus cuatro patas y el arbolito navideño esperanzador. Eso es todo. Nada más.

foto de los tres actores de Vil Metal: Marcelo Saltal
Marcelo Saltal, Ana Clara Schauffele y Federico Minervini

Llega Mono, amigo del protagonista, y agita el clima festivo, lo invita a su casa con “los pibes”. Mono irrumpe la endeble intimidad de ese hogar, se moja la cabeza en la bacha de la cocina, se quita la remera. La casa de Rama es su casa, no hay dudas.

Sil está cansada, no soporta a Mono, ni la navidad escasa, pero eso parece no importar: Rama quiere ser estrella de rock, quiere irse de su casa para siempre y Mono aviva el fuego de ese anhelo frágil, insostenible. Rama y Mono son hombres, amigos, compinches. Ella es fuerte, realista, distante, entera, está sola y sueña libertad.

Vil metal es una obra sobre los sueños inalcanzables de estos personajes. Es un drama sostenido con humor y códigos de tribu urbana: IronMaiden, Metallica, lealtad metalera. Honor por la viola. Todo por la crew , los pibes. Pero por sobre todo, es la historia de un amor que no es suficiente para Sil, un amor egoísta con su cuerpo y sus deseos.

vil metal obra de teatro
Ana Clara Schauffele y Federico Minervini y Marcelo Saltal

Ella es joven y sueña como él, quiere ser acróbata, pero parece que el mundo le niega algo. Se quiere separar, pero irse y dejar a su hijo es ser mala, es encarnar el estigma social que implica no cumplir, como está establecido, con su rol de madre. El intento es inútil, carente de fuerza, sólo tiene sentido para ella. Sil es mujer. En cambio, Rama sí puede abortar el plan, soñar con el éxito junto a sus amigos, es hombre.

Vil Metal, opera prima de Maxi Rofrano, dispara ineludiblemente a realidades que hoy se atreven a ser contadas. Con escenografía e iluminación intimista, actuaciones logradas y una importante presencia en la dirección, la obra es contemporánea a nuestro momento, global y nacional. Los discursos se están deconstruyendo y la mirada actual ya no ignora los entramados sociales de la organización patriarcal.

Sil , Rama y Mono son los personajes de una historia sobre mandatos establecidos que pretende, sin más intenciones que las de una historia sencilla, abordar la compleja y oculta naturaleza del poder. Un poder que se filtra insondable en lo cotidiano hasta instaurarse como la  única forma posible.

 

Funciones:

Vera Vera Teatro (Vera 108, Capital Federal – Buenos Aires- Argentina). Entrada: $200

Sábado 23 hs hasta el 30 -06 -2018.

 

Ficha Técnica:

Dramaturgia: Maxi Rofrano.

Actúan: Ana Clara Schauffele, Federico Minervini , Marcelo Saltal.

Vestuario: Carolina Beltran.

Escenografía: Carolina Beltran.

Ilustraciones: Sabrina Janczewski.

Diseño de luces: Gonzalo Calcagno.

Fotografía: Carlos Brigantes.

Diseño Gráfico: Facundo Maioli.

Prensa: Correydile Prensa.

Dirección: Maxi Rofrano.

 

 

 

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s