Música

La Kandonga, del sur hacia el planeta

Por Lautaro Punta

La Kandonga nació en los albores del 2006 en la ciudad de Calafate, provincia de Santa Cruz. Varios músicos integraron sus filas antes de llegar a su formación definitiva, hoy ya definida con Laura Guzzini (voz), Franco Bherens (guitarra y coros), Juan Robles (guitarra y coros), Alexis “Mono” Cejas (bajo), Seba Parrondo (teclado y voz) y Beto Rosales (batería).

la kandonga
La Kandonga (foto del facebook oficial de la banda)

Sus primeros ensayos fueron arriba del micro que usaban para trasladarse de un lugar a otro. Precisamente de allí se desprende su primer disco de estudio “Homenaje Colectivo”- de 2010-, en honor a esos días de música andariega. A partir de la edición de su primer disco cobraron notoriedad en el ámbito musical de Calafate: empezaron a tocar en bares y plazas, pasaron luego a ofrecer su arte en fiestas provinciales y acabaron girando por el sur de Chile.

Calafate los reconoció entonces como la banda más pujante de la escena local. Con un nombre propio labrado a fuerza de ensayo y perseverancia, La Kandonga se propuso ir un paso más allá y grabar su segundo disco: así nació “Pulso” (2016), un disco potente que fusiona el reggae, la chacarera e influencias de un ska con reminiscencias de las primeras épocas Cadillacs.

Su sonido es un vitraux de cuerdas, teclados clásicos y bombos, a los que eventualmente se le suman un conjunto de vientos con aires del Norte. Todo coronado por la voz de Guzzini: grave y raspada, pero a la vez cercana y cálida. Mezclan en su música la chacarera sureña con el reggae urbano. Son polivalentes – no sería justo encasillarlos- y parecen flotar entre géneros.

 En “Un Cuarto”- del segundo disco-, Laura se planta contra el mundo: “Salgo a la calle sabiendo que tengo la fija/ Soy indestructible”, y remata “Nunca me sentí/ Ni más cuerda ni más brava”. Es una lírica con una gran carga política en la que Guzzini expresa su descontento con el sistema que la oprime, tanto a ella como a todas las mujeres. Es una oda al feminismo guerrero, una bandera de lucha izada desde el más helado Sur.

Hoy trabajan en su tercer disco en los estudios Romaphonic, en la ciudad de Buenos Aires. Su productor a cargo es Matías Chávez, que trabajó con artistas como Gustavo Cordera y Fito Páez, y acompañó en el proceso de edición a bandas como Kapanga y No Te Va Gustar. Todavía no hay una fecha definida en cuanto a su lanzamiento.

Por lo pronto, nos queda esperar.

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s