Amalgama

Salir de lo concreto: sobre el arte latinoamericano, el amor y la muerte.

Por Laura Moyano

“(…) Sin creatividad uno se burocratiza, se vuelve un hombre concreto, repite palabras de otro.” Eduardo “Tato” Pavlovsky.

Este año en Buenos Aires inauguró la primer Bienal Internacional de arte contemporáneo de América del Sur.

BIENALSUR conectará en simultáneo a más de 30 ciudades de 15 países del mundo y reunirá a más de 250 artistas y curadores de los cinco continentes, las exposiciones se realizarán en diferentes museos, centros culturales, edificios y zonas emblemáticas del espacio público.

Trazas simultaneas, curada por Cristina Rossi, es una de las muestras de la Bienal efectuada en el espacio Cultural de la Embajada de Brasil, en el majestuoso Palacio Pereda.

Bienal Sur IMG_0846
Descripción de la foto que aparece atrás : ROSÂNGELA RENNÓ (Belo Horizonte, 1962), Sin título – Serie Insólidos, 2014, Seis impresiones digitales sobre organza de seda.                       Medidas: 190 x 140 x 8 cm. Colección particular
Descripción de la tela amarilla: ERNESTO NETO (Rio de Janeiro, 1964), Reversed to the sky, 1999
Arena, cúrcuma y nylon. Medidas: 1,5m de diámetro x 4m de alto. Colección particular

 

BienalSur delimita un territorio que le es propio, invade los espacios culturales de Buenos Aires, Rosario y de toda ciudad que se proponga recibir la propuesta.

Pareciera que no hay medidas para un evento de tamaña magnitud, o al menos no una medida que se puede catalogar como la unidad o el peso, pero BienalSur traza kilómetros y Latinoamérica converge como si fuera la boca de un rio que atrae diversos brazos, rodea el territorio que decide ocupar con el ímpetu y la fuerza de lo grande, incluso la forma de lo grande es aquello que nos resulta inabarcable, lo otro, lo nuevo, la 1er Bienal Internacional que convoca América del Sur.

Bienal Sur IMG_0852
Descripción de la escultura en madera: PABLO REINOSO (Argentino, 1955), Rufino’s blues, 2010
Madera tallada  y acero. Medidas: 270 x 47 x 8 cm. Colección particular
Descripción del cuadro: GUILLERMO KUITCA (Buenos Aires, 1961), Naked Tango (After Warhol), 1994. Acrílico s/tela. Medidas: 95,5 x 148 cm. Colección particular

Nos encontramos en el KM 1.9, el grupo de obra de Trazas Simultaneas compone colecciones contemporáneas Argentinas y Brasileras de artistas como Dias and Riedweg (Bra/Che), Vik Muñiz (BRA), Jose Bedia (CUB), Mirta Dermisache (ARG), Tomas Espina (ARG), Voluspa Jarpa (CHL), Cildo Meireles (BRA), Claudia Andujar (CHE – BRA) , Daniel Ontiveros (ARG), Fabian Marcaccio (ARG), Mondongo (ARG), Rosangela Rennò (BRA), Pablo Reinoso (ARG), Guillermos Kuitca (ARG), Ernesto Neto (BRA), Pablo Suarez (ARG) , Betina Sor (ARG) , entre otros reconocidos.

La muestra está conformada por tres núcleos que articulan un dialogo sobre tensiones establecidas en el arte y en enfatiza sobre problemáticas que convocan al arte latinoamericano en sí ¿es el hecho estético un acontecimiento de la forma o de contenido? ¿El arte Latinoamericano todavía se encuentra en la búsqueda de una identidad artística que la diferencie de aquella anglosajona y europea? Estas preguntas sugieren cierta ingenuidad o repetición a la hora de pensar el arte contemporáneo, pero para aquellos que deciden pensar el arte en términos de historia, filosofía y curaduría, incluso semiótica, estas preguntas y el fenómeno contemporáneo sigue siendo un campo de interminables propuestas a analizar, lo contemporáneo se construye con el hombre y el hombre avanza, sin parar, avanza de forma imperativa y global, y en eso que convocamos “Arte” ¿Hacia dónde va el hombre? ¿Hacia dónde avanza?… el hombre global se vuelve inconmensurable.

En el primer núcleo de Trazas Simultaneas nos encontramos con una instalación escultórica titulada “La cartonierita”, de Betina Sor, en el medio de la sala, del paso, del espectador, como cuando caminamos en las calles de la metrópoli, pero esta vez, es más difícil de ignorar , la cartonerita está ahí , en gélida temporalidad, sentada sobre diarios y cartón , su figura… a punto de ser absorbida por una bolsa de residuo nos invade hasta la conciencia, el Atlas (Carlao) de Vik Muniz , magno fotomonje que evoca a la figura mitológica de Atlas, quien cargaba la “esfera celeste”, el mundo en sus espaldas , aunque Carlao solo carga una enorme esfera de basura, lleva en sus espaldas el peso de la sociedad de consumo , descartable , sociedad efímera como una botella de plástico, los tiempos ya no corren, vuelan y si no vuelan se tiran en una baldío escondido al final de la urbe. El contenido aquí se traduce en con una gran carga de realismo social, desbordando denuncia.

Ernesto Neto y Rosangela Rennò nos reciben en el segundo núcleo y entre otros artistas, se destaca su búsqueda estética, sobre la figura y la sensorialidad, el espectador aquí acontece ante la búsqueda del lenguaje y la forma, el color vibrante de la cúrcuma que invita Neto, el volumen de la figura y la materialidad de Rennò, nos incitan al movimiento y a registrar otros sentidos además de la vista, como el tacto y el olfato.

Y como traza final del recorrido encontramos en el tercer núcleo iniciando con obra de Gisella Motta y Leandro Lima (BR) en una proyección de figuras humanas sobre bancos de acero, evocando la memoria desde un sutil y minimalista romanticismo, hasta el paralelismo histórico, en la obra Voluspa Jarpa, entre el 11 de septiembre 2001, fecha del ataque a las torres gemelas en EEUU y el golpe de estado en Chile del 11 de septiembre de 1973, donde es asesinado Salvador Allende. Daniel Ontiveros, enfrentado espacialmente a Voluspa Jarpa dialoga con “Arte Ligth” una margarita que contiene en sus pétalos los pañuelos de Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Tomas Espina en medio de Ontiveros y Jarpa se despliega con su obra “bum XXI” donde la materialidad utilizada es pólvora, sí, Espina realiza un cuadro de 260cm x 200 cm con pólvora sobre tela, algo explota en la memoria de Latinoamérica. El tercer núcleo sugiere el concepto de memoria, desde el amor hasta el horror, desde la espera romántica hasta la muerte.

Bienal Sur IMG_0856
GISELLA MOTTA y LEANDRO LIMA (San Pablo, 1976; San Pablo, 1976), Espera, 2013, 
Vídeo: 12’, en loop, sin audio. Proyección sobre dos bancos de acero con pintura electrostática en polvo. Bancos: 156 x 48 x 48 cm. Colección particular

Con más artistas y cuerpo de obra Trazas Simultaneas se define dentro de BienalSur en estos tres núcleos, acercando las diferentes búsquedas estéticas y socioculturales que convergen en América Latina. El territorio es una excusa para evocar un espacio común en el que puedan convivir artista, curador y espectador, ese espacio es una construcción colectiva, una construcción que rechaza la distancia y la exclusión y establece cercanía, entre una niña que revuelve basura y el espectador que por la ineludible excusa del arte no puede ignorarla, entre una bomba y el amor ¿hacia dónde avanza esta contraposición? ¿Cuál es la búsqueda? ¿Cuál es la identidad que se proclama América Latina?

Bienal Sur IMG_0867
TOMAS ESPINA (Buenos Aires, 1975), Bum XXI, 2010, Pólvora sobre tela
Medidas: 260cm x 200cm. Colección particular

No podríamos describir culturalmente este continente si faltase algo, Latinoamérica cruda, pobre y rica, espíritu que desborda, es forma, color, imagen, todo contenido en el acontecimiento estético. Es una mujer o un hombre que esperan el amor, para salir de lo concreto, amor latino, plástico y versátil, el amor desespera en un territorio que denuncia censura, desaparición y muerte. Es amor y muerte, es esa diferencia, eso otro que nos convoca, es alteridad.

Las problemáticas de América del Sur , son muy complejas en la actualidad  , hoy la opresión es globalizada, los pobres son más pobres pero acceden de forma inmediata a cualquier información , el modo de producción capitalista se configura globalmente , la colonización , no es territorial , es ideológica y cultural, ya no se trata solo  de la coerción ejercida de forma negativa a través de la violencia , el poder se  ejecuta en el individuo de manera positiva sobre-estimulando su deseo, imponiéndole cada vez más “utopías” de belleza y perfección,  prometiendo como resultado  una libertad que se establece equitativamente con una idea de felicidad absolutamente cristalizada : la felicidad es una imagen de éxito y perfección que se sostiene sobre determinados estándares, fuera de ellos , la existencia se automatiza en la indiferencia hasta la muerte.

¿Quién quiere ser libre y feliz? Todos, todos queremos ¿Quién quiere ser pobre? Nadie, ¿Quién quiere desaparecer o morir? Nadie.

Esto afecta directamente a la producción de arte y a las preguntas que surgen a partir de la representación.

La convergencia de Trazas Simultaneas es una pieza, una pequeña manifestación de todo lo que significa para Latinoamérica representar cultura en una identidad sólida y con propia voz.

La problemática no se apoya en lo que producimos, la problemática tiene eje en quien reconoce nuestros discursos, nuestra representación de cultura.

América del Sur avanza,  produce arte apropiándose de lo que le fue robado, con versatilidad, resiliencia e irresistible permanencia. Reinventa su estructura, forma y contenido con pólvora, cúrcuma, organza de seda, óleo, proyecta la figura de una mujer y un hombre esperando el encuentro que los transforme y los defina, que los reconozca en la existencia y los inmortalice en la eternidad del tiempo, del cuerpo y del territorio que los habita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s