Teatro

Una espada en un bloque de algodón

Por @hernanpary 

La obra “Una espada en un bloque de algodón. Capítulo 1” está basada en dos obras de Roberto Arlt – Los siete locos y Los lanzallamas – mostrada desde cuatro puntos de vista diferentes al mismo tiempo.

una espada en un bloque de algodon_19

El espectador podrá elegir que secuencias o personajes seguir a lo largo de toda la obra.  El público podrá girar 360 grados y se encontrará con escenas simultáneas en sincronía para que los actores interactúen entre las diferentes estructuras propuestas.

Fernando Santana dialogó con Amalgama Cultural y nos expresó que “Una espada en un bloque de algodón, surge a partir de una idea persistente de esas que lo persiguen a uno durante muchos años, exactamente 10 (diez). La conmoción generada por la lectura ávida de Los siete locos y Los lanzallamas, derivó en la necesidad de pensar cómo contar teatralmente esta historia, sin perder esa perturbación inicial, pero también con la urgencia de hacer que Arlt siga teniendo que decirnos en este siglo XXI. Es decir, que sus textos tan propios de principios del siglo XX no sean juzgados con ojos del siglo actual y con ello, se reprodujeran miradas estigmatizadoras y prejuiciosas de una sociedad que ha avanzado mucho en derechos y conquistas sociales, impensadas en el momento en que el autor las diseñó. Así, en un país que hizo como grito y bandera el Ni una menos, hacer hincapié en el universo femenino de las novelas apareció como una primera necesidad.”

Su idea principal fue recuperar a personajes que conmovieron al propio Arlt exigiéndole más desarrollo. “Apareció en primer lugar Colin en su feminismo sin nómina de ese entonces, Elsa, la burguesita que se aleja del mandato social queriendo y aspirando ser feliz. Pero circunscribirse solo a ellas hubiera sido también injusto. Así, fueron dotándose de cuerpo y de presencia esos otros personajes, poco desarrollados, pero de una carga vívida descomunal, como la propia Ignacia, Aurora, o María. Explorar los sentires de ese universo femenino fue entonces una decisión y una apuesta. Hacerlas convivir con el trasfondo masculino en donde se destacan un Erdosain, un Astrólogo y un Barsut, también”, comentó.

“Luego surgió la idea del caos, como una definición. La propuesta artística tendría que ver con explorar los límites de la ciudad arltiana como quien camina en una calle y se cuela en las puertas y ventanas para explorar qué pasa adentro de las casas. 5 (cinco) escenarios en simultáneo, 4 (cuatro) protagonistas que ofician de hilo y de guía de recorrido, haciendo de la simultaneidad y de la superposición, parte de la música, de los susurros, del clima de conspiración, que, como en las mejores familias y en el país, inundan de sentidos la vida cotidiana. El desafío entonces proponía la metáfora de la máquina, como un entramado de precisión y de sincronización a buscar, a explorar. La máquina como tópico, es la metáfora que mejor permite explicar las creaciones artísticas de principios del siglo XX, de la que el futurismo hace culto y motor, pero también las exploraciones científico literarias, como en el caso del Formalismo Ruso”, agregó.

una espada en un bloque de algodon_21

La actriz Bela Spatik, por su parte, comentó a este medio que “cada uno de los que conformamos la familia de ‘Una espada en un bloque de algodón’ nos llevamos con este proyecto una experiencia inolvidable desde múltiples aspectos. Hemos sabido comprometernos con una tarea que no siempre fue fácil porque demandaba de nosotros una constante necesidad de exploración, puesta en práctica y reformulación en aras de hacerle justicia a la profundidad humana con la cual Arlt concibió a su personajes, y posteriormente Fernando – director y adaptador –  reintrerpretó desde una visión actual para darle vida a esos bajos laberintos de la ciudad porteña del 30′. Fue un camino sinuoso el nuestro, con sus momentos álgidos o mesetas creativas, pero todo siempre encarado desde una voluntad de grupo que proyectó una idea tan innovadora como meta. El estreno de este primer capítulo de la obra no es más que otro de los tantos pasos de aprendizaje que estamos transitando en este recorrido.”

Funciones: Sábados 21 hs (del 2 al 30 de septiembre) en el espacio Corrugado de IMPA,  Querandíes 4288 en el barrio porteño de Almagro.

Ficha técnica

Adaptación: Fernando Santana

Actúan: Franco Arancibia, Marlene Asulay, Bela Spatik, Juan Bork, Maria Ines Casamayor, Claudio Charra, Adriana Collins, Juan Etchegoyen, Diego Gallardo, Carlos Gambini, Francisco Guglielmino, Maca Hermida, Brian Ortuño, Leandro Paryszewski, Eugenio Peruzzotti, Ignacio Veloso

Músicos: Jorge Luis Pereyra

Vestuario: Gigi Bologna, Carla Grossi

Diseño de escenografía: Javier Alonso

Diseño de luces: Roberto Langella

Diseño gráfico: Laura Voboril

Asistencia de dirección: Mirén Remondegui

Producción: Carla Grossi

Dirección: Fernando Santana

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s